La habitación de un niño es el lugar perfecto para inventar mil y una aventuras. Unas veces, su cama se convertirá en un barco pirata en el que vivirá grandes fantasías. Otras, trasformará su habitación en un castillo de...